CORONAVIRUS: del aislamiento a la innovación de la arquitectura

En México ya son varias semanas que llevamos en cuarentena, lo que creímos que serían unos 15 días aislados se ha prologado más de lo esperado y con ello ha traído evolución a la vida cotidiana.

Esta pandemia ha dejado cambios físicos, emocionales, personales y laborales, todo el mundo se puso de cabeza y todo lo que conocíamos ha cambiado drásticamente.

Cada individuo se ha tenido que adaptar a la nueva normalidad y cambiar o mejorar sus hábitos, rutinas y básicamente su forma de vivir.

Incluso, la pandemia ha generado cambios en la arquitectura, muchas personas han adecuado sus casas, oficinas o habitaciones para construir áreas de sanitización, lugares donde se pueda hacer home office o un escritorio para estudiar en línea.

Han ocurrido muchos cambios gracias a este virus. Pero, es algo normal, durante el paso de los años, después de alguna pandemia o plaga, han ocurrido grandes cambios en la arquitectura de las ciudades y casas, a continuación, haremos un breve viaje por alguno de ellos:

EL DIABÓLICO OLOR DEL SIGLO XX

El río Támesis fue un detonante para generar cambios en la arquitectura de Londres. Durante el verano de 1858, las temperaturas se elevaron a más de 30°C lo que provocó que el río, usado durante siglos como vertedero de residuos humanos e industriales, comenzara a despedir un terrible hedor. Situación que puso a trabajar al parlamento debido a que esto podía desatar una pandemia de cólera, enfermedad mortal que no tenía cura.

La gran solución fue hacer los acueductos que conectarían a la ciudad para crear el drenaje de la metrópoli, una acción bastante eficaz, para 1866 la gran parte de Londres se salvó del brote de cólera que afectó únicamente a las personas que vivían en zonas que faltaban por conectar a la red.

Gracias a esta situación, el trazado hipodámico, que había quedado obsoleto desde la Edad Media, volvió a aparecer en el mapa, pues facilitaba la construcción del alcantarillado. Esta organización urbana es familiar para nosotros, pues consta de calles que se cruzan en ángulos rectos y forman manzanas cuadradas o rectangulares.

TEORÍA MIASMÁTICA

Esta teoría miasmática afirma que las enfermedades, en este caso, el cólera, venía del aire tóxico (miasma) que despedía el río, pues este contenía partículas de materia en descomposición, entonces se entendía que la causa era el olor que expedía el agua y no las bacterias que vivían en ella.

Un dato curioso es que la gente de esa época valoraba mucho las baldosas y el bronce, ya que se creía que contenían propiedades anti miasmáticas.

Debido a esta teoría, las casas eran recubiertas y barnizadas para que el aire tóxico no se vaya a quedar atrapado en las paredes, así mismo, los cementerios fueron relocalizados a las afueras de la ciudad, pues se pensaba que el miasma también venía de los cadáveres en estado de descomposición.

GRANDES CAMBIOS DEL SIGLO XIX

A mediados de este siglo, Barcelona comenzó a sofocarse, resultado de las murallas que rodeaban la ciudad y la falta de higiene de sus habitantes. Cuando una epidemia llegaba a la ciudad era realmente devastadora.

Fue en 1844 que las murallas comenzaron a caer y se le designó al arquitecto Ildefons Cerdá la reconstrucción de la ciudad.

Para llevarla a cabo, este arquitecto tomó en cuenta varios estudios realizados, tomó en cuenta el aire que necesita una persona para respirar correctamente y que en las calles más estrechas existían más muertos. Bajo estas premisas, decidió ensanchar las calles para darle paso al viento y a la luz del sol.

Fue de esta misma manera que fueron creados los hermosos y amplios bulevares de París y los extensos jardines y espacios abiertos donde se podía descansar y recibir los rayos del sol, acciones que funcionaban como medicina para mitigar las dolencias generadas por la peste blanca o la tuberculosis.

LUCHAS CONTRA LAS RATAS

Otro gran ejemplo es la plaga de ratas que se desencadenó en 1920, para combatirlas se emplearon nuevas técnicas y materiales en la construcción de las casas y edificios, como el concreto y el metal. Los cuales ayudaban a que las ratas no entraran por debajo de las construcciones y no anidaran ahí adentro.

CAMBIOS EN LA ACTUALIDAD

Hoy en día se realizan varias pruebas de las casas ideales en las cuales existen lugares óptimos, espacios adecuados y las alturas correctas para prevenir enfermedades y mantenerse sanos dentro del hogar, cosas que tal vez no ofrece una casa no bien diseñada.

Como mencionamos al inicio, el coronavirus ha traído diversos cambios en la sociedad y evidentemente en la arquitectura, hasta el momento hemos visto algunos cambios en nuestras casas u oficinas, pero con el paso del tiempo veremos la evolución de la ciudad e incluso el país, para adaptarse a la nueva normalidad y cada casa o edificio esté correctamente diseñado para futuras epidemias que llegasen a pasar.

En Arturo Campos Arquitectos nos encargamos de diseñar de la manera correcta la casa, edificio u oficina de tus sueños, es un placer asesorarte y acompañarte en la construcción de tu futuro.

Ventura, D. (2020, 10 mayo). Cómo las pandemias modificaron la arquitectura y qué cambiará en nuestras ciudades después del coronavirus. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-52314537

YUCATÁN A TRAVÉS DE SU ARQUITECTURA

Mérida, “Ciudad Blanca” como muchas personas la conocen, es capaz de contarte su historia a través de sus calles que fueron fundadas por Francisco de Montejo “El Mozo” hace ya 478 años.

La ciudad se moldeaba poco a poco, empezando por edificar conventos hechos de piedras de antiguas zonas arqueológicas mayas, siendo así la construcción más representativa de esa época, la Catedral de San Idelfonso, ya que fue la primera que se levantó en toda América. La catedral está ubicada en el corazón de Mérida y posee una obra en madera que lleva por nombre “Cristo de la Unidad” considerada la imagen más grande bajo techo en todo el mundo.

Siglos después, las casonas señoriales inspiradas en la arquitectura italiana y francesa se hicieron presentes en  el icónico Paseo de Montejo, donde hoy en día, la mayoría de ellas aún mantienen viva su esencia en la época; como por ejemplo el Palacio Cantón, de estilo Beaux Arts, es la sede del museo regional de antropología contando con finos acabados de yeso y mármol. Y así se puede observar el lujo y el esplendor de Paseo de Montejo.

Las casas típicas mayas hechas a base de piedra o palma (conocido como huano) no pueden faltar en Yucatán, aunque existan muy pocas en la ciudad, en los pueblos del Estado son tradicionales y su arquitectura es encantadora pues en invierno se siente agradable estar en una de ellas y en verano son frescas, además sus techos altos circulan mejor en el aire; el estilo europeo y español predominan en la arquitectura de Yucatán combinando la sabiduría y el arte de los mayas que siglos después se siguen utilizando.

Los parques en Yucatán, son esos edificios innovadores construidos al aire libre pero que respetan el espíritu propio de nuestros antepasados, haciendo una mezcla multicultural, un ejemplo claro de ellos, es el Parque de la Divina Misericordia, innovada por Arturo Campos Arquitectos, siendo así uno de los parques más emblemáticos de la ciudad con memoria acústica, categoría en la que nos especializamos.

El Estado ofrece verdaderos tesoros arquitectónicos como los ya mencionados. La arquitectura de este estado satisface las necesidades de todas las personas sin dejar de acoplarse en la época en la que se construyó.

Anónimo. (2014). Arquitectura Yucatán. 2020, de Sobre México Sitio web: https://sobre-mexico.com/2010/07/06/arquitectura-en-yucatan/